Imagen Portada

Imagen Portada

martes, 14 de junio de 2016

PHOTOESPAÑA Y SAMSUNG ORGANIZAN EL PHOTOMARATON NOCTURNO SAMSUNG GALAXY S7 POR LAS CALLES DE MADRID



PHotoEspaña y Samsung anuncian la celebración del PhotoMaraton Nocturno Samsung Galaxy S7, una de las actividades más populares de PhotoEspaña que regresa al festival tras dos años de ausencia. Este PHotoMaraton, que se celebrará el viernes 24 de junio, es una actividad abierta a todos los aficionados a la fotografía, que recorrerán durante la noche las calles de Madrid con sus smartphones y cámaras fotográficas digitales para captar las mejores fotos nocturnas, sobre un tema que propondrá la organización el mismo día del evento.

Imágenes de alta calidad a cualquier hora del día

Junto a los aficionados, destacados instagrammers participarán en el PHotoMaraton fuera de concurso para mostrar las posibilidades que ofrece la cámara del smartphone Samsung Galaxy S7 en escenas nocturnas, gracias a sus excelentes niveles de exposición y contraste, su rápido enfoque y su alta nitidez.

La cámara de Samsung Galaxy S7 y S7 edge incluye, por primera vez en un smartphone, la tecnología Dual Pixel Sensor propia de las cámaras profesionales, lo que garantiza un enfoque ultra rápido para realizar fotografías nítidas y llenas de detalles incluso en situaciones con poca luz. La apertura y calidad de su lente F1,7 y los píxeles de mayor tamaño (1,4 um) contribuyen además a obtener fotografías con un alto brillo y luminosidad. Otras funciones, como el auto-HDR, permiten tomar extraordinarias fotografías de paisajes, escenas urbanas y fotos a contraluz.

“El PHotoMaraton nocturno Samsung Galaxy S7 será una ocasión perfecta para que los aficionados a la fotografía descubran las capacidades que hacen única a la cámara de nuestro último smartphone premium. Gracias a su enfoque ultra rápido, no se les escapará ninguna de esas instantáneas inolvidables que seguro encontrarán por las calles madrileñas, con la luz del atardecer y el anochecer como telón de fondo”, declara Eduardo Rodriguez, Director de consumo de la división de IM de Samsung España

Recorrido por Madrid al caer el sol

El PHotoMaraton Nocturno Samsung Galaxy S7 saldrá del Centro Cultural Conde Duque a las 20 horas. Tras recoger su dorsal, los photomaratonianos se dispersarán por la ciudad y, de entre las imágenes que capten, deberán elegir una para concursar y compartirla con el hashtag #PhotoMaratonS7, mencionando a las cuentas oficiales de PhotoEspaña (@photoespana) y Samsung (@SamsungEspana) en Instagram.

El recorrido del maratón fotográfico desembocará a las 22 horas en una gran fiesta al aire libre en la Plaza de Callao, presentada por una celebrity y amenizada por un DJ, y en la que los participantes podrán ver sus fotos en la pantalla gigante de los cines Callao. La organización habilitará también una plataforma online donde se podrán ver todas las fotos a concurso. El jurado para elegir al ganador estará formado por el prestigioso fotógrafo Miguel Ángel Tornero, un representante de PHotoEspaña y un representante de Samsung. Además, se entregará un “premio del público” a la foto que haya conseguido más likes en Instagram. Ambos ganadores recibirán como premio un smartphone Samsung Galaxy S7 edge, unas gafas de realidad virtual Samsung Gear VR y una funda especial Samsung Lens Cover, ideal para los amantes de la fotografía al incorporar dos lentes intercambiables (telefoto y gran angular) que pueden añadirse a la cámara del smartphone.

Para participar y votar las mejores instantáneas del PhotoMaraton, será necesario disponer de una cuenta en Instagram, donde se compartirán las fotos con contactos y seguidores a lo largo del recorrido. Por primera vez, todo el proceso de inscripción - en la web del festival www.phe.es - y de votación -a través de Instagram- será íntegramente online.

jueves, 5 de mayo de 2016

LA HISTORIA DE UNA FOTÓGRAFA QUE REVOLUCIONÓ EL MUNDO DE LA MODA



La Fábrica edita Louise Dahl-Wolfe, un volumen que recorre la trayectoria de Louise Dahl-Wolfe, una de las grandes fotógrafas de moda norteamericanas, cuyas imágenes compitieron con autores como Edward Steichen, Horst P. Horst, George Hoyningen-Huene, Irving Penn o Martin Munkácsi. El libro muestra a través de más de 130 imágenes, en blanco y negro y color,  sus trabajos más destacados, incluyendo sus proyectos personales de bodegones, retratos y desnudos.


Louise Dahl-Wolfe (San Francisco, California, 1895- Nueva Jersey, 1989) o Louise Emma Augusta Dahl, como se llamaba antes de adquirir el apellido de su marido, fue “una de las grandes fotógrafas norteamericanas que modernizó la fotografía de moda de su tiempo, además del retrato hollywoodiense”, como explica la comisaria y directora artística de La Fábrica, Oliva María Rubio.

La fotógrafa norteamericana desarrolló el grueso de su carrera junto a la editora Carmel Snow en la revista Harper’s Bazaar, donde trabajó durante dos décadas, publicación a la que llegó en 1936. Antes estuvo trabajando en Vanity Fair, donde publicó su primera foto: Mrs. Ramsey, Tennessee, en el número de noviembre de 1933. La imagen formaba parte de un portfolio de fotografías tomadas por la artista en Gatlinburg, Tennessee, en 1932. Algunas de estas imágenes se recogen en el libro.

Desde que entró en la revista se le abrió un mundo de posibilidades. Según escribe Oliva María Rubio, Dahl-Wolfe, “poseía una gran maestría en el uso del color, algo que tuvo que ver mucho con los estudios de pintura y teoría del color que realizó entre 1914 y 1919 en el San Francisco Institute of Art”, pues antes de centrarse en la fotografía intentó dedicarse a la pintura, pero la opinión de uno de sus profesores la hizo cambiar de profesión.

En palabras del comisario de Fotografía de McEvoy Family en el Smithsonian American Art Museum, John P. Jacob, su gran logro fue "crear un estilo de fotografía más natural, coherente con la moda de ese momento”, un logro que consiguió mostrando las significativas fluctuaciones que experimentaron la sociedad y el estilo de vida del momento.


La fotógrafa que combinó, junto con su equipo editorial, los asuntos geopolíticos con la moda fue una pionera de su época. Pero las fotografías de Louise Dahl-Wolfe no solo hablan de moda. Sus imágenes abordaron la práctica de la fotografía, y sus aspectos sociales y técnicos. "Experimentó a través de la fotografía cómo las mujeres cambiaban rápidamente en una generación. Observó con interés cómo surgían nuevas identidades y cómo reaparecían los roles tradicionales pero con facetas diferentes", como señala la directora de Arte de Fotografía Forum Frankfurt y vicepresidenta de Deutsche Fotografische Akademie, Celina Lunsford.

Completan este volumen de 256 páginas, tres textos de la propia fotógrafa sobre la moda, la fotografía y su trabajo en Harper's Bazaar, distribuidos a lo largo del libro en torno a cuatro grandes capítulos: Fotografías de moda, Retratos, Bodegones y desnudos, y Fotografías en color. A esto se unen los ensayos de Oliva María Rubio, John P. Jacob y Celina Lunsford, sobre la propia fotógrafa, sus fotografías de moda y sus retratos.




Sobre Louise Dahl-Wolfe

Louise Emma Augusta Dahl (San Francisco, 1895 – Nueva Jersey, 1989), inició sus estudios en el San Francisco Institute of Art en 1914, donde realizó estudios en diseño, composición, Historia del Arte, teoría del color, etc. En 1921 conoció a Anne W. Brigman, quien le descubrió el mundo de la fotografía.

Tras el fallecimiento de su madre en 1926 viajó a Europa y Túnez. Fue ahí cuando la fotografía entró realmente en su vida y en 1930 se convirtió en fotógrafa profesional, año en que conoció a Dorothea Lange y Edward Weston. Dos años después Vanity Fair publicaba su primera fotografía. En 1936 entró a formar parte de la plantilla de Harper’s Bazaar donde estuvo trabajando hasta 1958.

A lo largo de su carrera profesional ha compartido equipo con firmas como Beth Armstrong o Hofstatten and Company dentro del mundo de la decoración, y en empresas como Vanity Fair, Woman's Home Companion o Vogue.

Tras el fallecimiento de su marido, en 1985, se organizó una exposición retrospectiva de su obra en el Museo de Fotografía Contemporánea del Columbia College. Entre sus reconocimientos también está la medalla que recibió en 1939 y un premio del Art Directors Club en 1941.